sábado, 24 de diciembre de 2011

Vivir.

Hay dos formas de vivir la vida; vivir sin vivirla, y vivirla.
Vivir la vida consiste en ir más allá de vivir. Se trata de hacer aquello que te apasione, aquello que más te llene, de probar cosas nuevas porque tal vez si no lo pruebas jamás sabrás si te gusta , hacer cosas inolvidables y hacer cosas que te den miedo hacer. Ver lugares nuevos, rostros nuevos, saber ver la belleza de las cosas, oír diferente música y sentirla y a poder ser, bailarla, oler todo tipo de fragancias y ponerte la que más te guste. Querer a la gente más cercana a ti y dejarte querer, olvidar la gente que te hizo daño y conocer a gente nueva . De aprender todo lo que puedas , tanto sabes tanto vales y enseñárselo a la gente que tal vez no pueda. De permitirte sentir sin miedo, aprender a amar y amar a alguien y no rendirte nunca. Ser libre de hacer lo que quieras,y libre de pensar y tener tus propias ideas. No agobiarse con todo, no darle demasiada importancia a cosas que no la tienen. Vivir cada día con una sonrisa en la cara, y con ganas de hacer todo aquello que se te proponga, y tener el valor suficiente de afrontar las cosas difíciles y seguir adelante. Porque como dicen, después de la tormenta siempre sale el sol. Esto no se aprende solo, las personas que van pasando por tu vida te lo van enseñando poco a poco.. Unos que serán los más pocos ,te enseñaran a querer, y a sentirte querido de verdad y sobretodo te enseñarán a valorarte más. Otras te lastimarán y te enseñarán a sufrir, pero con esto también aprenderás a ser más fuerte y a ser un poco menos ingenuo. Gente que te enseñará a disfrutar, a valorar más las cosas, que te enseñarán a no tener miedo... y un largo etcétera. Gente de todo tipo, aprender cosas distintas de la gente que esta a tu alrededor o lo ha estado.
 
 

Ríe...

Ríe, ríe hasta que te duela cada músculo de tu cuerpo en cada carcajada que des. Ríe ante todo. Ante los problemas, ante la gente que no quiere que seas feliz, ante tus amigos, ante esa persona tan especial. No estés triste, no merece la pena. La vida está para vivirla. Si no eres feliz ahora ¿Cuando lo serás? Aprovecha cada instante como si fuera el último, porque algún día lo será. Las personas que te hacen llorar no valen la pena... ¿Sabes por qué? Porque nadie se merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

Búscame.

Búscame cuando te apetezca, cuando notes que me hechas de menos, cuando te mueras de ganas de tenerme. Búscame cuando no tengas a nadie que te diga que te quiere. Búscame cuando eches en falta las risas, las caricias que erizan tu piel, las conversaciones sin rumbo, los abrazos en los malos momentos y las locuras. Búscame cuando necesites alguien que te sorprenda , cuando te des cuenta que nadie tiene esos detalles. Búscame cuando necesites que te digan lo especial que eres, lo bonita que es tu sonrisa, lo bien que lo haces y lo bien que te ves cuando te concentras. Búscame cuando mires el móvil esperando una llamada que ya no llega, cuando salgas y sin darte cuenta me busques con tu mirada entre la gente, cuando inesperadamente alguien te toque la espalda y al girarte esperes que sea yo. Búscame cuando mis ojos ya no te pidan mas guerra, cuando las discusiones sean aburridas y los días rutinarios. Búscame cuando las canciones carezcan de significado. 

(L)

Estoy enamorado de ella, es de las pocas cosas que tengo claras en la vida. De las que no tengo ninguna duda, ¿sabes por qué? Porque ella es perfecta para mí. No solo porque crea que es la mujer más simpática, cariñosa, dulce, sincera y atractiva del mundo, son sus defectos lo que la hacen maravillosa. No sé por ejemplo, sale de la ducha, y lo pone todo perdido de agua, es un desastre. Pero está tan guapa… y su piel es tan bonita así a medio secar que… Y después se recoge el pelo, como sin darle importancia, así de cualquier manera, sin querer estar guapísima, pero lo está. Le caen unos mechones por delante, Y le tapa los ojos como si quisiera esconderse, como una niña pequeña que necesita que la protejan. Y no es verdad, porque ella es fuerte, ella es muy fuerte… Por mal que vengan las cosas ella siempre está ahí, la vida es mucho mejor cuando ella está a mi lado. Y eso te juro que nunca la pondría en peligro, nunca, porque perdería a la mujer de mi vida.

 

Empieza a caminar.

Vamos a jugar aun juego: Levántate, ponte recta y levanta bien la cabeza. Fija tu mirada en el horizonte y empieza a caminar. Camina lentamente, disfruta de cada paso, pero no pares, eso es lo más importante. Si te paras, pierdes. Cuanta mas seguridad tengas y más feliz seas, más puntos ganas. Olvida los malos recuerdos, deja tu mente en blanco, abre tu corazón, piensa en el presente, en el HOY. Ni se te ocurra llorar con el pasado, porque por cada lágrima, retrocedes un paso. No aceleres repentinamente, o te saltarás casillas... y lo más esencial de todo: si das la vuelta, quedas eliminada.


viernes, 23 de diciembre de 2011

Una vida por delante.

No inventes, ni robes, ni engañes, ni bebas;
pero si has de inventar, inventa un mundo
mejor; si has de robar, procura robar un 
corazón; si has de engañar, engaña a la 
muerte; y si has de beber, bébete los 
momentos de felicidad inolvidables.- En Busca de la Felicidad.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

lunes, 12 de diciembre de 2011

Amistades.

- En un amigo encuentras un segundo yo.
- Con un amigo ninguna carretera es demasiado larga.
- Rien juntos porque piensan que las mismas cosas son divertidas.
- Las amistades que han pasado la prueba del tiempo son seguramente las mejores.

William Shakespeare dijo una vez:

Cuando tenía cinco años, mi madre me dijo que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela me preguntaron qué quería ser cuando fuera mayor y escribí: Feliz. Me dijeron que no entendía la pregunta, y yo les dije que eran ellos los que no entendían la vida.
 

Te encontré.

Por fin alguien que me entiende, por fin alguien que es como yo, por fin te encuentro a ti, al que tanto busqué sin saber que buscaba ni donde buscarlo. Pero el día menos esperado, ahí estabas y yo logré encontrarte. Tú me hiciste un hueco en tu corazón mientras yo te lo hacía a ti y cuando menos te lo esperas te das cuenta de que lo has encontrado.
Ahora nada es como antes, ahora te tengo a ti, y de esa manera tan especial tuya de entenderme me haces sentir bien. Solamente deseo que sigamos así y que pase lo que pase nos ayudamos en todo lo que podamos.

El amor sí existe.

Me han contado que sí, que existe, que si lo buscas, lo puedes llegar a encontrar. Que cuando te toca, te colma de felicidad, los días son más brillantes, estás más lleno de vida. Que hay que cuidarlo bien, porque se escapa fácilmente. Que es muy escurridizo, y que muchas veces no reparamos en él aún teniéndolo delante de nuestras mismas narices. Que si, efectivamente, no lo llenas de atenciones, se marcha sin mirar atrás, y puede incluso no volver jamás.Que tiene el poder de convertirte en la persona más feliz o más desdichada de este pequeño planeta. Que te puede hacer patalear de rabia y saltar de felicidad casi al mismo tiempo. Que te da alas. Que hace que, una vez lo has conocido, ya no puedas volver a vivir sin él.